Historia
📘

Historia

Arqueológicamente Costa Rica se divide en las zonas de Guanacaste, Valle Central, Vertiente Atlántica y Diques, cada una de las cuales sus diferencias que las caracterizan, al mismo tiempo que presentan similitudes. La zona de Tucurrique que corresponde al área del Valle Central - Vertiente Atlántica.

La presencia de la actividad humana en Costa Rica se remonta aproximadamente a tiempos tan antiguos como 10.000 AC, tiempo en que los hombres vivían de la recolección de plantas, pesca y cacería. Esto se ha logrado conocer debido a que se han encontrado puntas de lanza utilizadas por los hombres de tiempos tan remotos. Estas puntas han sido identificadas por los arqueólogos y clasificadas por sus formas.

A partir del año 300 AC se realiza un cambio importante en la historia antigua de la región. Se observa un aumento en la población y una mayor complejidad en la organización social, aspectos que se pueden determinar cuando el arqueólogo estudia los objetos recuperados, como los Metates empleados para moler maíz, que en algunos casos se usaban en ceremonias; los colgantes tallados en la piedra semipreciosa y dura llamada Jade; y las masas de piedra que se colocaban en bastones ceremoniales.

A la llegada de los españoles al país las culturas Indígenas eran sedentarias, agrícolas y organizadas socio-políticamente en cacicazgos. No se conoce con exactitud el número de pobladores que había en aquel momento.

La presencia de sitios arqueológicos es sumamente valiosa para el estudio de sociedades antiguas y esto es lo que hace a Tucurrique una región importante arqueológicamente.

Se han reportado en Tucurrique varios sitios arqueológicos, los que se han denominado Duán, Las Vueltas, Chicari, etc.

Los petroglifos abundan en la zona y los grabados, que presentan, muestran una tendencia a reflejar en la piedra lo natural o real, como cabezas humanas, o también la realización de motivos abstractos cuyo significado es difícil de interpretar. Tal es el caso de las Espirales, los círculos concéntricos y las líneas curvas. Se puede afirmar que estos diseños abstractos son más comunes que los naturales.

Todo lo anterior radica que la ocupación humana en la región de Tucurrique data de tiempos muy antiguos y que ese territorio ha sido habitado hasta nuestros días. Las investigaciones que en futuro se realicen contribuirán a lograr un panorama más amplio de la historia de la región.

Por estos motivos es fundamental combatir el huaquerismo. Las comunidades deben convertirse en protectoras de su patrimonio arqueológico, ya que este se resguarda se podrá contar con más detalles para la reconstrucción de su historia. En caso de Tucurrique, lugar que juega un lugar muy importante en los primeros años de vida de nuestro país, ayuda a conocer la manera de vivir de los pueblos indígenas del valle central y la vertiente atlántica antes del dominio español, a la vez que brinda ayuda para comprender el desarrollo posterior de los mismos.

El nombre de Tucurrique corresponde a una de las poblaciones más antiguas de Costa Rica, en la provincia de Cartago. En la época de la conquista fue un centro indígena de importancia, y en él estableció su corte en los decenios de 1560 y 1570 el cacique mayor de los huetares de Oriente, Fernando Correque, que originalmente residía en Ujarrás.

Sin facultades legales para ello, el gobernador interino Alonso Anguiciana de Gamboa otorgó a Pedro de Ribero la encomienda de Tucurrique, pero esta concesión fue revocada por el gobernador Diego de Artieda Chirino y Uclés, quien adjudicó la encomienda al propio cacique mayor Fernando Correque. Ribero planteó una demanda judicial para recuperar la merced, y en 1590 el gobernador interino Juan Velásquez Ramiro de Logrosán falló en su favor y dispuso despojar de la encomienda a Alonso Correque, sucesor de Fernando Correque.

En 1591 la Real Audiencia de Guatemala erigió el Corregimiento de Tucurrique, que no estaba sujeto a la autoridad del gobernador de Costa Rica y que más tarde fue incorporado al Corregimiento de Francisco de Ocampo Golfín. Más tarde formó parte del corregimiento de Turrialba.

Tucurrique es distrito del cantón de Jiménez de la provincia de Cartago, Costa Rica. Según documentos antiguos e importantes antropólogos a nivel mundial Tucurrique es de gran importancia histórica, principalmente en la época de la colonia fue un refugio para muchos indígenas de la época.

La zona de estudio comprende el distrito de Tucurrique junto con las comunidades del Congo o los Ángeles, Sabanillas, Tucurrique, las Vueltas (Gavilucho, Cacao, Malvinas, El Duán) y san Joaquín. El terreno en general es muy irregular lo que permite que se den importantes microclimas para diferentes cultivos como el pejibaye, café, banano, tubérculos, vegetales, entre otros.

La altura es relativamente media, que comprende desde el Río Reventazón a unos 650 msnm, Tucurrique a 750 msnm hasta cerros importantes como cacao a 1500 msnm, con ecosistemas variados importantes para flora y fauna.

Para lograr los objetivos de este proyecto de investigación es necesaria la revisión de fuentes primarias y secundarias.